La historia y la ciencia nos han revelado que hace millones de años, nuestro hermoso planeta estuvo dominado por dinosaurios, magníficos animales de magnitudes impresionantes.

En la actualidad, solo quedan huesos, huellas, entre otros restos arqueológicos, y en Enciso, un pequeño pueblo de Cataluña, podrás encontrar cientos de huellas y deleitarte al saber que estás caminando en el mismo lugar que unos siglos antes lo hacían los dinosaurios.

Si quieres vivir esta experiencia, entonces toma nota de estos lugares y comienza el recorrido al estilo de parque jurásico.

Yacimientos Virgen del Campo

Este yacimiento está ubicado a unos 400 metros del pueblo y destaca entre los otros puntos de interés, porque contiene nada menos que 506 pisadas de dinosaurios, pero lo más impresionante, es que han quedado fosilizadas las marcas de la piel, con señales de arrastre de su cola, en otros casos, podrás ver arañazos que dejaron los dinosaurios al nadar.

De acuerdo con los expertos, hay marcas fosilizadas que indican el inicio de una pelea entre un dinosaurio carnívoro y uno herbívoro. Te vas a sorprender al ver cómo se han logrado resguardar estas valiosas muestras de historia. Quizás todos deseemos que nuestro cerrajero de confianza nos ayude a resguardar nuestra vivienda con la misma intensidad.

Yacimiento Senoba

Fue una de las primeras regiones que fueron estudiadas en el pueblo. Aparte de su alto valor arqueológico, el Yacimiento Senoba brinda un fabuloso paisaje.

En esta zona, es posible distinguir 130 huellas, entre ellas se hace especial referencia a 10 rastros terópodos y 2 ornitópodos. Solo ten presente que, para poder acceder a ellas, es necesario subir por una pista en dirección a Garranzo.

Yacimiento Valdecillo

Es una de las zonas más fáciles de interpretar, porque dispone de una representación tridimensional que han colocado para hacer una representación tridimensional, con la intención de conocer las características auténticas de los dinosaurios.

Este yacimiento está ubicado a unos 2 kilómetros del puente, sobre el río Cidacos y continúa por la carretera de Enciso a Cornago.

Este recorrido inicia con 4 huellas terópodas bien marcadas y conservadas. A la mitad del afloramiento, una familia de iguanodontes, la cual dejó sus huellas y ha sido representada en esculturas de tamaño real, todo un espectáculo.

En la parte alta, están las huellas que ha dejado un saurópodo que andaba en 4 patas, dejando 59 huellas, que se han conservado hasta la actualidad.

Yacimiento El Villar – Poyales

En este yacimiento es posible encontrar 84 huellas, pero una de las cualidades que hace que este afloramiento sea diferente a los demás, es que en él se encuentra la huella Theroplantigrada encisensis, nombrada de esta manera, en honor al pueblo que la aloja.

Por otra parte, durante el recorrido de este afloramiento, aparecen 20 huellas que pertenecen a un dinosaurio bípedo, plantígrado, y que a diferencia de otros dinosaurios, caminaba apoyando toda la planta del pie, no solo los dedos. También presenta una membrana interdigital, lo que significa que estaba adaptado para estar en las zonas acuáticas.