Estos enormes animales que existieron miles de años atrás dominando la tierra, pero que desaparecieron de forma misteriosa, según los hallazgos arqueológicos.

Se sabe que existieron,  gracias a los hallazgos que muchos científicos y expertos quienes todavía efectúan estudios para conocer más sobre ellos, y actualizando sus conocimientos, así como un profesional, como por ejemplo, los cerrajeros, siguen estudiando nuevos sistemas de seguridad para mejorar la calidad de sus trabajos

Los primeros dinosaurios evolucionaron hace 230 millones de años de los arcosaurios, durante el periodo triásico, y se expandieron durante el periodo jurásico extinguiéndose durante el periodo cretácico.

Los restos de estos fósiles que se han encontrado en diversas partes del mundo, indican que los primeros eran depredadores muy pequeños clasificados como bípedos y omnívoros, es decir que se paraban en dos patas y se alimentaban de plantas y carne, también eran llamados saurisquios y ornitisquios.

Entre los saurisquios estaba el Eroaptor, este medía por lo menos 1 metro de longitud, su cráneo era primitivo, el herrerasaurus (llamado así luego de que un granjero apellido Herrera lo encontrara en Argentina), podía medir hasta 6 metros y pesar hasta unos 350 kilos.

Los ornitisquios se diversificaron durante la etapa Jurasica, y  poseían características físicas diferentes, se podían mantener en pie, los cambios en los miembros posteriores les daban habilidades locomotoras desarrolladas.

 

Primer árbol genealógico de los dinosaurios

Fue realizado por Harry Govier Seeley, paleontólogo del King’s College de Londres, quien después de varios estudios al tamaño, forma,  orden de los huesos fosilizados de diversas especies de dinosaurios  desarrolló una teoría sobre su relación y evolución.

Seeley, clasificó en dos grupos los dinosaurios, los ornitisquios, cuyos huesos de caderas eran muy parecidos a los de las aves modernas, y los saurisquios con caderas similares a los reptiles.

El árbol genealógico debe ser reescrito

Después de muchos años y de los hallazgos de dos fósiles en Inglaterra y Escocia, los investigadores realizaron un cambio en la teoría evolutiva realizada por Seeley,  los ornitisquios eran herbívoros y en su clasificación, tenían criaturas como los Stegosaurus y Triceratops.

Los saurisquios se clasificaban en dos: los herbívoros como el Brontosaurus y los carnívoros como el Tiranosaurio Rex.

Científicos  de Cambridge estudiaron muchos más huesos, incluyendo los de las nuevas especies descubiertos hace unos 30 años, y concluyeron que Seeley se había equivocado en su clasificación.

Una de las razones, se debió a que consideraron y publicaron una hipótesis de que los Theropods, que son carnívoros, deben pertenecer al grupo de los ornistiquios. 

Así que existe una nueva hipótesis sobre las relaciones evolutivas de los dinosaurios la cual desafía más de un siglo de lo que se conocía sobre la historia de estos emblemáticos seres vivos. La nueva teoría propone una reagrupación radical en dos nuevos grandes grupos de dinosaurios.

De confirmarse estos estudios, el árbol genealógico de los dinosaurios debería reescribirse.

Si esta idea es aceptada en un escrutinio académico, entonces muchos libros que hablan sobre la evolución de los vertebrados deben ser cambiados.

Otra de las hipótesis es que se cree que los dinosaurios aparecieron 15 millones antes de lo que todos creían.