Encontrarse en el borde del valle del río Red Deer, justo al sur de la ciudad de Drumheller, en la provincia de Alberta (Canadá), es hallarse frente a dos mundos diferentes.

 Si mira a su alrededor, el observador divisará los vastísimos trigales de las planicies de Alberta, pero si mira hacia el fondo del valle, seco y desolado, podrá imaginarse un mundo perdido en el pasado: el mundo de los dinosaurios.

Aunque algunos habitantes de la zona llaman a este árido desfiladero “tierras de baldío”, los visitantes, jóvenes o mayores, se quedan maravillados al ver el legado fósil de algunos de los animales más asombrosos que jamás han vivido en la Tierra.

Tal como los cerrajeros de experiencia son capaces de hacer frente a nuevos descubrimientos implicados en su profesión, los paleontólogos han desentrañando muchas cosas en su estudio de los fósiles. Descubramos algunas.

Descubramos a los dinosaurios

El hombre desconoció la existencia del dinosaurio hasta 1824, cuando se desenterraron en Inglaterra huesos de varias especies de reptiles fosilizados. A partir de 1824 se han ido encontrando fósiles de dinosaurios en todos los continentes.

El paleontólogo británico Richard Owen llamó a estos animales “dinosaurios”, vocablo derivado de los dos términos griegos deinós y sauros, que combinados significan “lagarto terrible”.

Este nombre se ha seguido usando hasta el día de hoy, a pesar de que los dinosaurios, aun siendo reptiles, no son lagartos. El registro fósil,  revela que en la época de la historia terrestre denominada era de los dinosaurios hubo una extraordinaria abundancia y variedad de estos animales

En la gran llanura central de América del Norte, se han descubierto enormes cantidades de restos de dinosaurios, no solo restos de osamenta, sino también otras pruebas, como por ejemplo huellas.

Justo antes de ese hallazgo, un investigador americano descubrió huesos de dinosaurio en la fachada ártica de Alaska. Durante los últimos 130 años, se han desenterrado depósitos de huesos de dinosaurio en tantos lugares que ha quedado demostrado que en el pasado remoto los dinosaurios estaban muy extendidos.

Características de los dinosaurios

Los científicos han llegado a la conclusión de que en el pasado existía un gran mar de poca profundidad al este de las montañas Rocosas de América del Norte. A lo largo de las llanas orillas había exuberantes selvas pantanosas.

Los fósiles indican que en este hábitat medraban muchas especies de dinosaurios. Parece ser que el edmontosaurio, un dinosaurio de pico córneo, como el de los patos, y de unos nueve metros de longitud.

Hay además otros indicios de que algunos dinosaurios manifestaban costumbres sociales. Es probable que fuesen en manadas, quizás en grupos de cien o más. El descubrimiento de estratos sucesivos de nidos y huevos en el mismo lugar.

La revista Scientific American dice que el hallazgo de restos de esqueletos de crías de dinosaurios cerca de los nidos ‘es un firme indicativo del comportamiento social de las crías y también implica la posibilidad de que los padres cuidasen de los pequeños una vez que estos salían del cascarón’.