Al comienzo de este año hubo un revuelo mundial, y fue debido al hallazgo de fósiles del bautizado Thanatotheristes Degrootorum, el cosechador de muerte DeGroots, por parte de un equipo de la Universidad de Calgary y del Royal Tyrrell Museum, en Canadá.

Al mismo tiempo que se tuvo noticias del Tiranosaurio de Canadá, en Argentina informaron que se habían encontrado los restos de una nueva especie de dinosaurio carnívoro, denominado Tralkasaurus cuyi, que habitó el sur del país hace noventa millones de años. Entre otros que conocerás a continuación.

“Segador de la muerte”

Un apodo que inspira terror, y que a juzgar por sus restos fósiles, le va muy bien, se trata del antes mencionado Thanatotheristes Degrootorum.

Una especie de tiranosaurio hasta ahora desconocida, que vivió en lo que hoy es Alberta, Canadá hace 80 millones de años, su primer nombre proviene del griego Thánatos, el Dios de la muerte, Theristes el que cosecha o sega.

Era más feroz que el Tyrannosaurus rex, los restos del mismo fueron encontrados en Sudamérica, su segundo nombre hace honor a John De Groot.

Este es un granjero muy interesado en la paleontología que encontró los fragmentos del dinosaurio en 2010, mientras daba una caminata por el bosque, pero hasta ahora que un equipo de paleontólogos describió las características de este temible tiranosaurio.

La especie más antigua encontrada en Canadá

La Universidad de Calgary y el Museo Royal Tyrrell de Paleontología que reportó el hallazgo, señaló que es la especie más antigua de dinosaurio que se haya encontrado en Canadá.

En especial que fue en 1970, cuando se registró el último hallazgo de un fósil de tiranosaurio en este país, un Daspletosaurus.

Se estima que el Thanatotheristes pudo llegar a medir unos 2,4 metros de alto, más alto que las puertas de seguridad acorazadas que instala el cerrajero, además de 8 metros de largo y se alimentaba de grandes dinosauros herbívoros.

Algunos estudios realizados indican que al igual que sus parientes, este carnívoro tenía hocico largo, protuberancia en el cráneo y grandes dientes afilados que median más de 7 centímetros de largo.

Familia de los abelisaurios, dinosaurios terópodos

El tamaño corporal del Tralkasaurus es menor que el de otros carnívoros, los abelisaurios, los cuales rondaban los 4 metros de longitud, aunque los anteriores tenían entre siete y once metros, de acuerdo a lo informado por el doctor Federico Agnolín, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.

Información que complementó su colega Mauricio Cerroni, quien indicó que de acuerdo a estos hallazgos, el grupo de los terópodos abelisaurios es una variedad más amplia de lo pensado, porque los investigadores hallaron el cráneo de la nueva especie, el hocico aun preserva los dientes, como también las costillas y parte del espinazo de la cadera y la cola.

Aunque la talla del mismo es muy reducida en comparación al Tyrannosaurus o al Carnotaurus, esta nueva especie comparte con ellos las características de ser bípedo, de cuello corto y musculoso, con 4 garras en cada una de sus patas posteriores, en cuanto sus brazos también eran muy cortos en relación a su cuerpo y os huesos de sus extremidades eran muy ligeros y huecos.